ASESORAMIENTO INTEGRAL

Durante los más de 20 años de experiencia que tenemos en Blinda Beep, hemos aprendido que la mejor forma de diseñar un plan de seguridad o contratar servicios auxiliares es a través de un asesoramiento integral.

Servicios en asesoramiento destacados:

  • Asesoramiento en recintos de alto riesgo.

  • Asesoramiento a nivel particular y empresarial.

  • Diseño de cámaras acorazadas y habitaciones del pánico, respecto al diseño de las habitaciones del panico, las diseñamos al gusto del cliente, normalmente son con puertas de imposible deteccion y en su interior un gran confort.

  • Legalización de recintos armeros, armerías, joyerías etc.

  • Diseño de promociones y/o viviendas particulares para un nivel correcto de seguridad segun los requisitos proporcionados en las reuniones.

Sabemos que cada cliente tiene unas necesidades específicas y muy concretas, por lo que sería un desperdicio de recursos aplicar un sistema de seguridad modelo para ciertos grupos de clientes. En Blinda Beep ofrecemos seguridad privada y servicios auxiliares con un precio asequible y sin comprometer nuestro nivel de calidad.

El tiempo que empleamos diseñando el plan de seguridad se amortiza rápidamente cuando la productividad del servicio se multiplica. Nuestro sistema de asesoramiento integral no deja de ser una mejora interna que se equipara a los avances tecnológicos más vanguardistas del sector.

No importa si el cliente necesita que diseñemos un sistema de seguridad integral para un hotel, una urbanización o si quiere que construyamos una habitación del pánico, el Grupo Blinda Beep ofrece una de las carteras de servicios más extensa de nuestro país.

Asesoramiento en recintos de alto riesgo

Mientras que la gran mayoría de clientes necesitan un servicio de seguridad relativamente estándar, existe un grupo de personas que demandan un plan de seguridad para recintos de alto riesgo. En estos casos, el asesoramiento es un paso obligado para poder determinar los riesgos que hay, las posibles complicaciones y el nivel de amenaza que existe.

Los recintos de alto riesgo necesitan un sistema de protección activa (personal armado, controles de acceso) y también elementos de protección pasiva (cámaras de vigilancia, detectores de movimiento). Un ejemplo sería un almacén de armamento, que contiene artículos de gran valor económico pero, al mismo tiempo, si se produce un asalto podríamos encontrarnos frente a una situación de emergencia extrema.

Otro ejemplo de recintos de alto riesgo son las joyerías, los almacenes de residuos tóxicos, los laboratorios químicos, y también algunas zonas restringidas de los hospitales. En algunos casos la calificación de “alto riesgo” viene determinada por el valor económico que existe en el interior del recinto y, en otros, porque las sustancias que se almacenan pueden ser peligrosas para la salud o el medio ambiente.

Existe un número de casos tan amplio y con tantas variantes que el asesoramiento es la única herramienta que puede garantizar el correcto funcionamiento del plan de seguridad. De otra forma, sería prácticamente imposible determinar el tipo de medidas de seguridad que debemos tomar, los planes alternativos, situaciones de emergencia, posibles amenazas externas, nuestra reacción frente a desastres naturales, etc.

Cámaras acorazadas y habitaciones del pánico

El mercado de las cámaras acorazadas y las habitaciones del pánico no ha dejado de crecer en los últimos años. La demanda está alimentada de forma directa por el aumento de los asaltos a viviendas en nuestro país, que según el INE superaron los 120.000 sólo en 2016.

Los asaltantes de viviendas son grupos cada vez mejor organizados, suelen tener formación militar o profesional y pueden realizar su actividad a cualquier hora del día o la noche. Ya no se espera a que llegue el período vacacional, sino que ahora se estudia a cada víctima y los delincuentes analizan el mejor momento de dar el golpe.

El nivel de organización es tal que en muchos casos las cámaras acorazadas y las habitaciones del pánico son la mejor herramienta de protección que existe. Y es que, muchos de los asaltos que se producen son en urbanizaciones alejadas del centro de las ciudades y a donde los servicios de emergencia tardan bastante tiempo en llegar. Para este tipo de casos una habitación del pánico puede suponer la diferencia entre un susto y una agresión grave.

En Blinda Beep diseñamos cada habitación del pánico o cámara acorazada teniendo en cuenta el gusto de cada cliente, dotando el interior de un gran confort y con puertas imposibles de detectar si no se conoce su localización.

El uso de habitaciones del pánico es también útil para guardar joyas, arte y elementos de gran valor económico. La principal característica de estas habitaciones es que es prácticamente imposible detectar donde están y su acceso, por lo que dificulta enormemente el robo si alguien accede a nuestro domicilio.

INSCRIBETE PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOVEDADES