A pesar de que a nivel general la sociedad está evolucionando y cada vez hay menos conflictos bélicos, el aumento del bienestar y la riqueza está teniendo una serie de consecuencias no deseadas: los robos y asaltos en el hogar. 

La diferencia entre el aumento de la riqueza y la brecha salarial está haciendo que cada vez se concentre más el dinero en pocas manos, y que haya países vecinos donde las desigualdades sean muy grandes.

Evita una sorpresa desagradable e instala un sistema de seguridad en casa, y si tienes una alarma antigua es necesario que la actualices porque el sistema de robo de 2018 es muy diferente al que se hacía hace 10 años. Descubre 5 motivos por los que un sistema de seguridad moderno te hará ahorrar dinero: 

1. Aumenta la precisión: Las alarmas nuevas son más precisas, difíciles de desactivar y alternan diferentes elementos para que la seguridad aumente en todos los escenarios y situaciones posibles. 

2. El mantenimiento es más sencillo: Los costes de mantenimiento se reducen, los sistemas de fabricación son más precisos y la tecnología consigue fabricar piezas con un porcentaje de fallos menor al 1%. 

3. El control remoto evita los desplazamientos: Al poder controlar todo desde un ordenador o un teléfono móvil, cada vez que haya algún aviso de seguridad se puede comprobar todo a distancia y se evitan desplazamientos de emergencia. ¿A quién le gusta volver corriendo a casa mientras está de vacaciones para comprobar que la alarma ha saltado y no ha pasado nada? 

4. Funcionan sin suministro eléctrico: Existen sistemas de seguridad que pueden operar incluso cuando se corta el suministro eléctrico. Ya no vale que el ladrón corte la luz del edificio, las alarmas modernas son mucho más complejas. 

5. Se integran en todo tipo de sistemas: Por último, una de las características más importantes de las alarmas de hoy en día es que tienen la capacidad de adaptarse a cualquier tipo de cliente, edificio y situación.