Las grandes fortunas invierten una gran cantidad de dinero en su seguridad y en conseguir que la privacidad alrededor de su hogar sea lo más fuerte posible. Los controles de acceso son indispensables para una urbanización de lujo y sin ellos los incidentes se multiplicarían.

Descubre las 5 claves por las que todas las urbanizaciones de lujo instalan controles de acceso:

1. Aseguran la privacidad: Los controles de acceso son una primera barrera de seguridad que deja fuera a todas las personas que no cumplen un perfil determinado. Sirven para crear un perímetro alrededor de un edificio o una urbanización y mejorar la privacidad de sus inquilinos.

2. El mantenimiento es barato: Tener dinero no implica el querer gastar sin detenimiento. Vivir en una urbanización de lujo suele acarrear unos gastos comunitarios muy elevados que se pueden reducir con el uso de controles de acceso automáticos y sistemas biométricos que sustituyan a porteros tradicionales.

3. Registro de personas non-gratas: Otra de las ventajas de los controles de acceso es que permiten llevar un registro de los invitados que previamente han creado problemas para que no puedan volver a acceder al recinto. Los inquilinos tienen en todo momento el control sobre las personas que pueden o no acceder a su vivienda.

4. Control del personal de servicio: Cuando una familia tiene dinero, una de sus preocupaciones más importantes es la privacidad y la seguridad de su vivienda y de sus familiares. Saber si respetan el horario, si van a trabajar cuando no hay nadie en casa o incluso ver en qué habitaciones han entrado es información muy valiosa en algunos casos.

5. Protección jurídica: Al existir registros electrónicos de todos los accesos, incluyendo entradas y salidas, cuando surge un problema que se está tratando en los juzgados se pueden utilizar como pruebas para resolver un caso.