Los tratamientos fitosanitarios son necesarios para garantizar que todas las plantas y árboles están libres de plagas e insectos que puedan ser perjudiciales para ellas mismas o para los animales y personas. 

A la hora de planear un tratamiento fitosanitario es importante tener en cuenta factores como la época del año, las predicciones metereológicas y las posibles agresiones externas que dañen el ecosistema que queremos proteger. 

Los objetivos de los tratamientos fitosanitarios son claros: erradicar las enfermedades de las plantas y árboles, mejorar la resistencia de la vegetación de la zona, minimizar los riesgos de futuras enfermedades y proteger la flora y la fauna local. Otro de los objetivos prioritarios de los tratamientos fitosanitarios es el de paliar las molestias que sufren las personas cuando hay una plaga de insectos cerca de casa o de sus parques. 

Y es que en un entorno en el que las personas cada vez buscan un mayor contacto con la naturaleza, disfrutar de parques, jardines o una ruta por el monte sin tener que preocuparnos de que haya plagas es vital para el disfrute de todos. ¿Qué ocurre si vamos con niños a un parque y los árboles están llenos orugas o insectos venenosos? 

Las plagas son también peligrosas para nuestras mascotas, especialmente para los perros. Un caso muy frecuente es cuando las procesionarias infectan un árbol y un perro se acerca, estas orugas emiten un fluido tóxico al que la mayoría de los perros son alérgicos y que provoca asfixia y parálisis. 

También son frecuentes las plagas de picudo rojo, un tipo de escarabajo que en estado de larva se alimenta de forma feroz de árboles como las palmeras y que puede diezmar los jardines de tu urbanización o de tu ciudad a un ritmo alarmante. 

Con la globalización el número de plagas está aumentando de forma extremadamente rápida, ya que insectos y enfermedades locales se están expandiendo a todas las partes del globo, provocando que zonas que nunca habían tenido problemas ahora se enfrenten a plagas para las que no están preparados y de difícil solución.