El sistema sanitario español está considerado uno de los mejores del mundo porque está basado en un principio de no discriminación donde la prioridad son los pacientes antes que el coste de los tratamientos.Es una forma de pensar radicalmente diferente al de otros países como Estados Unidos donde las personas no son consideradas pacientes, sino clientes.

Esta forma de gestionar el sector de la Salud es el motivo por el que cada año miles de turistas vienen a España en busca de un tratamiento que les haga ahorrar decenas de miles de euros. Son turistas que pasan meses e incluso años en España y que aprecian también el clima y la gastronomía, considerándolos una parte importante del período de recuperación.

Ante la llegada masiva de turistas los hospitales se están viendo obligados a reforzar la seguridad y a contratar empresas que garanticen la seguridad de todos los pacientes y sus familiares. Y es que, la inseguridad en los hospitales y las agresiones a los médicos no dejan de crecer, algo que se agrava cuando hay muchos pacientes esperando.

Precio de algunos tratamientos médicos en Estados Unidos:

– Resonancia magnética: 1.000 dólares.
– Análisis de sangre: 700 dólares.
– Traslado en ambulancia: 600 dólares.
– Cirugía por fractura de cráneo y hemorragia: 300.000 dólares.
– Noche de ingreso hospitalario: 7.000 dólares.
– Cirugía por apendicitis (+5 días de hospitalización): 50.000 dólares.
– Cirugía por transplante de corazón: 1.000.000 dólares.
– Cirugía por transplante de riñón: 300.000 dólares.

Pero en Europa la situación no es diferente: En Francia hay que adelantar la factura y después se recibe un reembolso de un máximo del 80% del total. En Portugal, Italia o Alemania se trabaja con la fórmula del copago.

¿Cuál es el precio de todos estos tratamientos para el ciudadano español de a pie? 0 euros.