La productividad de los trabajadores es uno de los balances que más preocupan a todos los empresarios a final de año. Conseguir que haya un buen ambiente laboral, que los compañeros se lleven bien y que todo el mundo rinda al máximo es una prioridad a la hora de organizar la actividad de las empresas.

A diario vemos casos en los que un ambiente laboral inseguro tiene un impacto negativo en el método de trabajo de los empleados, influyendo en aspectos como los tiempos de entrega, la calidad del servicio o el volumen de trabajo que se saca a diario. Por este motivo, te vamos a recomendar algunos consejos para mejorar la seguridad de tus empleados y que se sientan más a gusto en su puesto de trabajo:

  • Renueva el material de oficina con frecuencia: cascos, botas, uniformes, herramientas, etc.
  • Combate el acoso laboral: Instala cámaras de seguridad 4k, controles de acceso e identificación biométrica para saber en cada momento la situación de cada empleado y tener datos frente a demandas de acoso laboral y bullying.
  • Introduce figuras de apoyo social: Las empresas pequeñas y medianas no tienen la capacidad de contar con su propio departamento de recursos humanos, pero actualmente existen empresas que se dedican a ofrecer sus servicios de forma directa a las pequeñas pymes y autónomos.
  • Vigila la comida de la oficina: Interésate por el estado de salud de tus empleados, si hay parte de la plantilla con alergias, intolerancias o con dietas especiales, proporciona comida para todo el mundo para que nadie se sienta excluido.
  • Ofrece flexibilidad: En la mayoría de ocasiones el estrés es uno de las principales causas de accidentes dentro del entorno laboral. Puede que a priori mejorar la flexibilidad parezca contraproducente a nivel de productividad, pero si encontramos el equilibrio que permita mejorar la calidad de vida de los trabajadores ganarás con el tiempo.