Recientemente ha salido a debate la seguridad en los hospitales debido a varios robos de material médico. Al vivir en un país donde la atención sanitaria es universal y gratuita, los españoles no tenemos una percepción realista del coste de la sanidad y del instrumental médico que hay en los hospitales.

Las máquinas de rayos X o el instrumental de un quirófano superan los cientos de miles de euros con facilidad. ¿Cuántos robos de medicamentos caros hay en la farmacia de los hospitales a lo largo del año? El problema es tan grave que se han tenido que establecer controles de acceso y multiplicar las áreas restringidas. 

Hay épocas del año como el invierno donde muchas zonas del hospital están colapsadas por los brotes de gripe, esto causa un malestar general entre los pacientes y hace que muchos de ellos pierdan los nervios. A diario hay enfrentamientos en urgencias y hay que garantizar la seguridad del resto de personas que están allí, así como del equipamiento médico que es muy necesario para que el funcionamiento del hospital siga su curso diario.

La contratación de vigilantes de seguridad es vital para la protección de todo el mundo, ya que ni los celadores, enfermeros ni los médicos tendrían que dejar su puesto de trabajo para lidiar con situaciones de riesgo ajenas a la naturaleza de su trabajo. 

Otro de los factores por los que es necesario aumentar la seguridad en los hospitales y en los centros de salud es por el creciente número de incidencias entre pacientes y personal sanitario. Actualmente, casi a diario conocemos nuevos casos en los medios de comunicación de pacientes que agreden a médicos o tienen un comportamiento disruptivo que afecta al bienestar del resto de enfermos del centro.

 ¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que ha suficiente seguridad en tu centro de salud habitual o en tu hospital más cercano?