Para todos los que tienen un negocio, el tema de los asaltos y los sabotajes es un aspecto difícil con el que tienen que lidiar en el día a día. Por muchas medidas de seguridad que tomes siempre te vas a enfrentar en algún momento a un incidente que ponga a prueba tu sistema de seguridad, por lo que es tu obligación proteger tu negocio de la mejor forma posible para estar preparado ante cualquier riesgo.

Si quieres mejorar la seguridad de tu negocio, tus empleados y tus clientes, estate atento a los siguientes consejos de seguridad que te damos.

Elementos de protección frente a sabotajes:

Señalización de seguridad: Aunque parece algo obvio, señalizar que un negocio está protegido por una empresa de seguridad ya es un elemento disuasorio importante. No podemos olvidar que la mejor protección es la prevención de un asalto.

Bombines de seguridad anti bumping: Los ladrones cada vez cuentan con más métodos y herramientas para forzar cerraduras. Asegúrate de que todos los accesos a tu negocio tienen bombines de seguridad anti bumping y no le facilites el trabajo a los delincuentes.

Puertas de acceso mecanizadas: Este tipo de puertas se pueden bloquear fácilmente y atrapar al ladrón dentro del establecimiento o que no entre si vemos a alguien sospechoso en las inmediaciones.

Videoporteros: Negocios como joyerías y tiendas que venden artículos de gran valor se apoyan en este tipo de dispositivos para hacer un filtro de los posibles clientes que acceden al negocio. Es una forma sencilla de evitar sobresaltos y da tiempo al dueño de un negocio a reaccionar si ve algún comportamiento sospechoso.

Diseño de rejas de alta seguridad: Si te dan miedo los alunizajes y ya os habéis llevado un susto por tu zona, la instalación de rejas de alta seguridad es una de las mejores soluciones que podrás tomar.

Habitaciones del pánico: Si tu negocio está situado en una zona conflictiva o ya te han robado varias veces (sin previsiones de que mejore la situación), la instalación de una habitación del pánico te permitirá a ti y a tus empleados estar a salvo cuando se detecte una situación de riesgo.