Gestionar una empresa es cada vez más difícil ya que, no sólo tenemos que hacer frente a un mercado cada vez más globalizado donde la competencia crece año a año, a la presión fiscal o la situación de la economía, sino que los incidentes que surgen a lo largo del día pueden suponer más de un dolor de cabeza.

En España hay más de 3 millones de autónomos que han montado su propio negocio y que se beneficiarían al adoptar un nuevo sistema de gestión y apoyo para su empresa. Es conocido como “Facility Management” y tiene el objetivo de eliminar todos los intermediarios entre la dirección y la contratación de empleados, consiguiendo que todos los servicios se cumplan sin incidencias. 

Un pequeño hotel familiar no puede quedarse sin servicio de limpieza o de camareros porque hay una baja imprevista a última hora, del mismo modo que una tienda en la costa no puede quedarse si algún servicio en plena Semana Santa. Facility Management es un sistema que permite que los empresarios se dediquen a sus tareas y, si hay incidencias con los trabajadores, no tengan que perder tiempo buscando soluciones. 

Al externalizar algunos servicios, Facility Management reduce el estrés laboral, mejora la productividad del resto de la plantilla, aporta seguridad y garantías al servicio ofrecido por tu negocio, eliminas intermediarios y ahorras dinero, consigues un servicio más eficiente y reduces el impacto negativo que tienen los errores humanos dentro del ambiente laboral de tu plantilla. 

Cambiar la forma en la que gestionas tu negocio es vital para mantenerte en la vanguardia del sector en el que trabajas. Evita lidiar con varias empresas a la vez y céntrate en tu negocio, eliminando intermediarios y ahorrando varias horas de gestión a la semana que puedes dedicar a trazar un plan de ruta a largo plazo para mejorar el volumen de negocio de tu empresa a medio y largo plazo.