Cuando un perito viene a hacer una tasación de una vivienda, una de las primeras cosas en las que se fija es en la limpieza del edificio y en los desperfectos superficiales. No es lo mismo comprar una casa en perfecto estado que una en la que hay que arreglar el suelo de madera, pintar las paredes, limpiar el jardín o eliminar grafitis de la fachada. Leer Más