Cuando una empresa lleva un tiempo operativa y van pasando los años, es normal que los ingresos aumenten y que se introduzcan nuevas medidas que potencien el nivel de transacciones que se realizan a diario. Pero ¿cuántos de estos negocios aumentan la seguridad de forma acorde a sus ingresos? 

A la hora de planificar un sistema de seguridad para una tienda, una oficina o una fábrica tenemos que tener en cuenta aspectos esenciales como el tipo de artículos que tenemos en stock. El problema viene cuando esperamos demasiado tiempo a actualizar nuestra alarma y pasamos años con el mismo sistema. 

Si cuando empezó tu negocio te dedicabas a las reparaciones informáticas seguramente tendrías medidas de seguridad que protegiesen los equipos de tus clientes y también software de seguridad específico. ¿Qué pasa ahora que la mayoría de los equipos usan servicios en la nube? ¿Y si ahora vendes accesorios o productos de telefonía? 

La diversificación de un negocio es clave para mantenerse en el tiempo y una de las estrategias que mejor funcionan. Lo que ocurre es que la tecnología avanza tan deprisa que las personas de a pie no estamos acostumbradas a anticiparnos a los riesgos de seguridad que existen. 

Las tiendas de reparación están llenas de equipos con software antiguo donde le han robado dinero, datos bancarios, fotos y documentos oficiales a los clientes. ¿Sabías que el espionaje industrial es una de las principales causas de pérdida de dinero de las empresas? 

Si tu negocio factura más dinero y tienes éxito tendrás más posibilidades de ser un blanco para los delincuentes. Mantener el software de tus equipos actualizado, instalar cámaras 4k, controles de acceso, sensores biométricos o incluso guardas de seguridad es muy importante para que el crecimiento de tu negocio no se vea afectado por los asaltos.