Jóvenes sentados en un banco del instituto
10 de noviembre de 2017

Control de accesos para evitar la salida de alumnos

Uno de los grandes problemas del sector de la Educación es el ausentismo escolar. En este caso no nos referimos a padres que no matriculan a sus hijos, al revés, estamos hablando de una gran cantidad de jóvenes que se saltan las clases y abandonan del recinto escolar fuera del horario normal. 

El ausentismo escolar está directamente relacionado con el índice de fracaso escolar, y también influye de forma agresiva en el comportamiento y el desarrollo de la personalidad de los niños. Y es que, la falta de disciplina para cumplir un calendario oficial les generará mayor dificultad en un futuro para adaptarse a cualquier tipo de trabajo que requiera una rutina estricta. 

Para controlar la entrada y salida de todos los alumnos, ya es posible instalar un sistema de acceso registrado en todas las puertas, que avisa a los padres cuando sus hijos entran en clase o cuando salen. De esta forma se puede controlar si el menor está abandonando las instalaciones dentro del horario lectivo. 

Este tipo de salidas no autorizadas también suponen un grave problema para el centro escolar y para la Administración, ya que son los responsables de la seguridad de todos los niños en horario escolar. ¿Qué pasa si se produce un accidente durante las horas que los chicos deberían estar en clase? 

Otra de las funciones que más se usan con el control de acceso es en las universidades, en asignaturas presenciales donde tradicionalmente hay muchos alumnos y es muy difícil pasar lista. Con un sistema que identifique a cada alumno (similar al que se usa en las empresas), cada profesor podrá evaluar de forma exacta a cada alumno. Aunque en este caso, al ser mayores de edad su aplicación es menos urgente. 

Si quieres saber cómo funciona este sistema de forma exacta o conocer sus distintas aplicaciones, contacta con nosotros o explora nuestra página web para ver todos nuestros servicios.