18 de septiembre de 2017

Dónde puede haber cámaras de seguridad y dónde están prohibidas

Cada vez más personas instalan cámaras de seguridad para vigilar los alrededores de su casa, oficinas o incluso calles públicas que son muy transitadas. Mientras que España tiene una legislación un tanto ambigua, en Reino Unido el gobierno se afana en instalar cámaras de vigilancia en todas las calles del centro de grandes urbes como Londres.

Los robos a negocios, asaltos a viviendas, carteristas o los últimos ataques terroristas son sólo algunos de los motivos por los que cada vez cuenta con más apoyo popular que se instalen cámaras de seguridad en la vía pública o en los lugares privados donde hay mucho flujo de personas como las estaciones de transporte o los centros comerciales.

Hay espacios donde está terminantemente prohibido poner cámaras sin el conocimiento de los usuarios, zonas como el baño, que se considera un área íntima donde el respeto a la intimidad está por encima de todo. Por supuesto, hablamos de zonas públicas o privadas como una empresa, un colegio o un centro comercial, hay sitios como las prisiones donde el derecho a la privacidad no está vigente.

La clave es diferenciar entre espacios públicos, privados y si hay menores de edad o no. Ya que a estos no se les puede grabar bajo ninguna circunstancia, teniendo que pixelar sus caras si se usan las imágenes en medio de comunicación o cualquier tipo de emisión en abierto.

La legislación de cada país es diferente pero el denominador común es el mismo

A pesar de que en cada país hay unas normas diferentes, al final del día las cámaras de seguridad se instalan con el mismo propósito, garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y tener material video gráfico para resolver delitos en zonas públicas o privadas.

¿Crees que en España se convertirá en norma general instalar cámaras en todas las calles? Incluso hay centros escolares que con el aumento del bullying se están planteando si las grabaciones internas son una medida eficaz para ver qué ocurre realmente en las aulas.