PODAS DE ARBOLADO

Una de las tareas más importantes de las empresas de limpieza en comunidades como Madrid, que cada año aumentan los metros cuadrados de zonas verdes, son las podas de arbolado durante la temporada correspondiente. Una labor que cumple una triple función: estética, mantener la salud de los árboles y favorecer el crecimiento correcto.

Tras el incidente de El Retiro este año en Madrid, hemos podido comprobar que las empresas de poda de árboles son más necesarias que nunca. Por un lado, los parques son cada vez más viejos y sus árboles más frágiles y, por otro lado, debido al cambio climático y al aumento de las tormentas es muy frecuente que los troncos se fracturen y estemos en riesgo sin saberlo.

Si el parque más importante de España no tiene el control suficiente como para evitar que una niña muera porque un árbol viejo se le cae encima, ¿cómo es el control del resto de parques? ¿Las pequeñas localidades hacen revisiones periódicas?

Una empresa de poda de árboles tiene la capacidad de verificar el estado de cada árbol y alertar al propietario, público o privado, si es necesario tomar una medida drástica para garantizar la seguridad de todo el mundo. Cada vez nos gusta pasar más tiempo en parques y en zonas verdes, por lo que hay que empezar a prestarle la atención necesaria a este tipo de sitios para que cumplan con los requisitos de seguridad que ya se exigen en otras partes.

No podemos olvidar que España está en riesgo de desertificación, por lo que la plantación y la poda de los árboles tiene un matiz urgente como pocos. Según todos los expertos, la mejor forma de poner a ralla el desierto es con árboles y vegetación, ya que estos permiten que el agua se mantenga en el suelo y con la sombra que proporcionan evitan que se evapore y se seque el suelo demasiado.

Las podas de arbolado ayudan a controlar los incendios

Otro de los motivos por los que es importante podar los árboles es para evitar que se acumulen ramas caídas, que invadan terreno peligroso (cerca de postes eléctricos) o que no haya espacio suficiente entre unos y otros, algo fatal en caso de incendio.
Si os gusta pasear por el monte veréis que es muy común ver cortafuegos y que cada cierto tiempo empresas de podas de árboles dediquen varias jornadas a reducir la congestión de los árboles. Esto hace que el fuego no se pueda propagar con tanta facilidad y se crea un aislante natural.
La mayoría de incendios se producen por imprudencias del hombre, como tirar una colilla, dejar encendida una barbacoa o no recoger basura que contenga vidrio. Este tipo de acciones son muy peligrosas y afectan especialmente a países como el nuestro que son más secos que el resto de Europa.

Para realizar un podado profesional primero tendremos que evaluar el árbol, identificar las ramas principales, eliminar las ramas que estén dañadas, reducir la aglomeración y quitar las ramas que dificulten el crecimiento sano del árbol. La poda se realiza para minimizar el daño que sufriría un árbol si crece sin control, algo que contribuiría a un mal desarrollo del tronco principal y a que aumente el riesgo si entra en contacto con cables de tensión.

En Madrid, todas las empresas de limpieza de comunidades dedican parte de su tiempo a la poda de árboles y al mantenimiento de jardines, es importante para mantener la armonía y el valor económico de la urbanización, y también es fundamental para que todos los vecinos puedan disfrutar día a día de la vegetación que les rodea.